Trazabilidad avanza en medio de polémica

Recomiendan que una sola entidad se encargue de todo el proceso

vaca-web

Las importaciones descontroladas y las dificultades para comercializar la producción nacional ha acaparado la atención de los panameños en las últimas semanas, pero además de esta situación también existen proyectos de gran importancia que no están al margen de la controversia, como es el caso de la trazabilidad bovina.

Es un proyecto que de acuerdo a los expertos tiene al menos 10 años de atraso, y aunque  ha empezada andar, al parecer no lleva la  velocidad que al menos el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Euclides Díaz, esperaba.

Y es que el no contar con un sistema de trazabilidad en funcionamiento, les  dificulta a los ganaderos incursionar en el mercado europeo y sacar provecho de las ventajas que ofrece el acuerdo comercial que mantienen los países de la Unión Europea con las naciones centroamericanas.

Díaz sostiene que la ejecución del programa de trazabilidad enfrenta “serios problemas administrativos”, y no cuenta con los recursos financieros necesarios para llevarlo delante de una manera más eficiente.

El dirigente de los ganaderos sostiene que “no se ha avanzado en lo que constituye el centro del sistema, que es el control de la movilidad de las reses.

En referencia a que los municipios siguen controlando el tema del traslado de las reses de un punto a otro del país.

Y es que Díaz considera que los  municipios no tienen ningún grado de responsabilidad frente a la movilidad de estos animales, por lo que este proceso debería estarse realizando de forma  articulada entre la Dirección Nacional de Sanidad Animal  del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) y las entidades municipales, a través de una guía única para que la identificación de los animales tenga sentido y se pueda contar con un sistema que funcione eficientemente.

Sin embargo, señaló que existe la promesa del ministro del Mida, Eduardo Carles, de ordenar el programa de trazabilidad, algo que espera ocurra el próximo año.

El proyecto de trazabilidad, en esta etapa,  está en manos del Mida en su totalidad.

El proyecto de trazabilidad bovina permite introducir toda la información del animal desde que nace hasta que llega al mercado, mediante un chip colocado en la oreja de las reses.

La población ganadera del país asciende a 1,5 millones de cabezas y el objetivo es colocarles chips a todas las reses, empezando por los novillos. Unos 600.000 terneros nacen al año en el país.

Díaz expreso que, además de las cucurbitáceas y el banano, la carne es el único producto panameño que podría ingresar con éxito  al mercado europeo, pero antes  se   requiere contar con un programa de trazabilidad.

Alejandro Guevara de la empresa GS1, empresa dedicada a la elaboración y aplicación de estándares de trazabilidad, expresó que la reglamentación de la Ley de Trazabilidad se complicó, ya que la competencia del Mida sólo llega hasta cuando la res ingresa al matadero y se hace la clasificación de la carne.

“No se definió claramente hasta dónde va a llegar la trazabilidad”, preciso.

Y es que cuando la res llega al matadero la competencia pasa el Ministerio de Salud (Minsa), que es la entidad encargada de certificar si está apta para el consumo.

Cuando el Minsa indica  que el animal es apto para el consumo, toma la res de allí hasta que llega al consumidor y el Mida no puede hacer nada más porque no le compete.

Para Guevara  lo ideal es que una sola entidad estuviera a cargo de todo el proceso.

En el caso de Uruguay, uno de los líderes en la exportación de carne, cuenta con un Ministerio de Ganadería, que  tiene jurisdicción desde que  nace la res, incluso sus generaciones anteriores, hasta que se exporta.

Funcionarios del Mida y diputados de la Asamblea Nacional viajaron a Uruguay para conocer la experiencia de ese país en esta materia antes de aprobar la ley en noviembre de 2013.

La propuesta de Guevara tiene que ver con la creación de una Secretaría Nacional de Trazabilidad, adscrita a la Presidencia de República, debido a que es el Presidente de la República el responsable de la salud del pueblo.

GSI viene realizando programas de trazabilidad agrícola y pecuaria a nivel privado.

“No le veo luz a menos que se modifique la ley o se brinden los recursos al Minsa”, porque  sin presupuesto no  se puede  funcionar, advirtió.

La preocupación de algunos expertos se centra en el hecho que los ganaderos pequeños no podrían  subir la información a los chips, ni leerlos, al no contar con los medios tecnológicos.

Bredio Velasco, director nacional de Sanidad Animal del Mida, aseguró que el proceso avanza de acuerdo a lo establecido y agregó que se ha cubierto el cordón fronterizo con Costa Rica en un 90%, al igual que  “tenemos tratada” las apartes más apartadas de la provincia de Darién.

Velasco señaló que  el operador, además de colocar los chips debe subir la información a la nube  gubernamental, incluyendo cuando las reses cambian de dueños.

El funcionario aseguró el Minsa tiene todo los  detalles de los animales y la información no se pierde, sin embargo, dijo que están evaluando la posibilidad  que después del 2019 una sólo entidad se encargue de manejar todo el proceso.

Fuentes  de la  Autoridad de  Innovación Gubernamental (AIG)  señalaron  que aunque esta entidad está enterada del proyecto no está participando del mismo. 

Manuel Luna G.
mluna@capital.com
Capital Financiero
Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anuncie su negocio en Capital