Ramos de salud y autos siguen preocupando a la Superintendencia

Ambos  suman $133,2 millones en pago de siniestros

seguro de autos

Pese a que los ramos de seguros de salud y automóvil cuentan con  una gran demanda en  el mercado panameño, siguen siendo  la mayor preocupación de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp), por los altos montos de siniestralidad, que al mes de mayo alcanzaron los $133,2 millones entre ambos.

Esto significa que durante este periodo las  aseguradoras han pagado el 77% del monto total de las primas emitidas en el ramo de salud, ya que  de los $95,1 millones vendidos han desembolsado a los asegurados en concepto de reclamos $72,9 millones.

Y en el caso del ramo de automóvil  han pagado en siniestro el  57% del saldo total mercadeado, ya que de  $105,8 millones han desembolsado $60,3 millones, según las  cifras de la Ssrp.

Para el Superintendente  Joaquín Riesen Alvarado  el  incremento en la siniestralidad de estos dos ramos obedece al aumento en los costos por parte de  los proveedores, lo que  tiene un impacto directo en el costo de las primas,  y por consiguiente afecta al consumidor.

Por su parte, un vocero de la  Autoridad de  Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), manifestó que el anteproyecto de ley, que modifica, adiciona y elimina artículos de la Ley 45 de 2007 ya fue entregado al Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) y actualmente se encuentra en revisión para su  posterior presentación  al Consejo de Gabinete.

La Acodeco espera que este anteproyecto sea presentado a la Asamblea Nacional de Diputados en el transcurso de actual  periodo legislativo.

Entre las modificaciones  se obliga a los agentes comerciales a garantizar  el suministro de los repuestos durante un periodo mínimo de siete años a partir de la compra del vehículo y un plazo máximo de 60 días calendario para el suministro de las piezas.

En cuanto a los repuestos se establece que de no existir piezas al momento de requerirse, el comercio está obligado en un plazo no mayor de 45 días a realizar la entrega y reparar el vehículo, contado a partir de que se presente la solicitud formal, o la orden de compra de la aseguradora si fuera el caso; de no ser así, el agente o comercio deberá correr con los gastos de transporte del consumidor.

Aunado a esto se incorpora la obligación del agente económico a difundir por medios masivos de comunicación, según lo estipule la Acodeco, cualquier llamado a retiro por defecto del producto o por su efecto dañino, asumiendo el agente económico los costos de dicha divulgación. El incumplimiento ocasionaría sanciones por parte de la  Acodeco  e igual manera obliga a garantizar  el suministro de los repuestos durante un periodo mínimo de siete años a partir de la compra del vehículo y un plazo máximo de 60 días calendario para el suministro de las piezas.

Y en el caso del ramo de  salud, las empresas aseguradoras  solicitan el establecimiento de  algún tipo de  mecanismos para evitar que los  precios de los  proveedores externos continúen creciendo como ha estado ocurriendo, ya que esto impacta en los  costos de las primas y ocasiona que menos panameños puedan  contar  con un seguro privado.

Resultados del sector

Sin embargo, pese al incremento de la siniestralidad en estos dos ramos, la industria de seguros continúa reflejando un crecimiento positivo, aseguró Riesen Alvarado.

En el primer semestre, el monto de las  primas suscritas registró un incremento del 3,94%, al  pasar de $657,6 millones en junio de 2014 a  $683,5 millones en  junio  pasado,  según el último reporte de la Ssrp.

Reisen Alvarado destacó que lo positivo del desempeño del sector es que el aumento no solo se refleja en la venta de primas suscritas, sino en las pólizas contratadas que reflejan un crecimiento del 5,60%, lo que es  una clara señal de crecimiento de la industria.

El número de pólizas pasó de  1.092.429 en  junio de 2014 a 1.153.560 en el primer semestre del 2015.

Destacó  que la entidad continúa trabajando para que  la ciudadanía reconozca la importancia de contar con un seguro, y que no se vea como un gasto, sino como una inversión que permite  salvaguardar  a su familia y su patrimonio  ante cualquier eventualidad.

Cabe resaltar que la industria de  seguros  genera unos $1.340 millones a la economía del país, lo que equivale al 3% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Noticias Relacionadas

Comente la noticia