Blog La Pirámide: Dilemas del Crecimiento

 

   La crisis política en el Medio Oriente continúa.  Y en Japón,  ya se tienen resultados preliminares del reciente terremoto – un movimiento de magnitud 9 grados, equivalente al poder de 30,000 Hiroshimas- seguido por la ola arrasadora del tsunami.

Cada día aumentan la cantidad de muertos (11,500+) y desaparecidos (16,400+), y los cálculos de las pérdidas económicas se estiman que serán de más de $200 billones, mucho mayor que los $100 billones que costó el terremoto de Kobe.  

Ambas situaciones seguirán generando una tremenda presión inflacionaria por sus efectos sobre el precio internacional del petróleo y otros insumos importantes, y eso es una realidad que vamos a tener que enfrentar en Panamá y alrededor del mundo por muchos meses y quizás años, desalentadora realidad económica que ya hemos analizado y comentado en el blog.

Los desastres naturales cambian la historia de los países afectados -en este caso Japón-  pero el gran dilema nuclear generado como consecuencia del desastre y por la irresponsable y poco transparente administración de la empresa TEPCO y del propio Gobierno,  tiene efectos más profundos y a más largo plazo tanto para Japón como para el resto del mundo.

A corto plazo, por ejemplo, la interrupción de suministro eléctrico ha detenido la producción de importantes fabricantes en toda la isla, incluso en áreas que no fueron afectadas directamente por el terremoto y el tsunami, lo que afectará el crecimiento de Japón y otros países asiáticos (irónicamente el sureste de Japón tiene exceso de electricidad de 60 Hz de frecuencia pero que no le puede suplir a la afectada región noreste de la isla que funciona con 50 Hz).  

Toyota por ejemplo detuvo su producción por falta de suministros y partes después del desastre, mientras que las operaciones fueron suspendidas en seis fábricas de Sony.    Sin embargo está situación no debe persistir por mucho tiempo.  Recientemente Toyota anunció la reanudación de su producción de repuestos, y cuando la producción se restablece lo hace a un ritmo mucho más dinámico.  

Estudios de los efectos económicos de desastres naturales ocurridos en el pasado, así como la propia experiencia del Japón luego del terremoto de Kobe en 1995, sugieren que el impacto macroeconómico del tsunami aunque significativo no será tan devastador ni durará mucho tiempo.   Se estima que la gran  inversión en infraestructura para re-construir las ciudades y puertos afectados ayudará a contrarrestar los efectos negativos.

Sin embargo, a largo plazo, incluso si el accidente nuclear se controla y la radiación no causa daños a la salud pública en Japón, las complicaciones de esa crisis nuclear ha tenido y  seguirá teniendo un impacto profundo en la industria nuclear dentro y fuera del Japón, lo que traería serias repercusiones en las estrategias de crecimiento de las principales economías del planeta, y algo debemos aprender de esa encrucijada en Panamá y revisar nuestra propia estrategia de crecimiento sin tanta inflación y sin tener que provocar daños al medio ambiente (¿vale realmente la pena explotar la minería con todos sus riesgos para la salud pública?).  

Muchos países ya han apostado e invertido miles de millones de dólares en la generación de energía nuclear para poder alimentar el motor que impulsa el crecimiento de sus economías y el bienestar de sus ciudadanos. Veamos rápidamente algunos ejemplos.

Empezando con Francia, el país que cuenta con más plantas nucleares funcionando y que ya generan el 75% de la electricidad nacional, mantenía hasta el momento de la tragedia un plan de expansión internacional de reactores nucleares y el suministro de combustible con plutonio que utilizan esas plantas, a través de su gigante nuclear estatal Areva. 

 Como consecuencia de la crisis nuclear en Japón, ya Italia ha suspendido su plan nuclear para el que había firmado acuerdos con Francia, y además Areva enfrenta retrasos en la planta nuclear que construye en Finlandia (si es que Finlandia decide continuar con el proyecto).  

Luego de la crisis nuclear en Japón, qué va a suceder con el proyecto de $28,000l millones que un consorcio de Corea del Sur se había adjudicado para construir facilidades nucleares en los Emiratos Árabes Unidos? En otras latitudes también se ha sentido el impacto, ya Alemania ha suspendido temporalmente su decisión de extender la vida de sus plantas nucleares; los tímidos pasos que se han dado en Estados Unidos para aprobar e instalar nuevos reactores seguramente que se van a detener por un tiempo, por los altos costos económicos y de seguridad que provocará la crisis en Japón;  y ya China ha anunciado una “pausa” en sus ambiciosos planes de crecimiento nuclear.

  Con 27 reactores en construcción  -más del doble que cualquier otra nación – China representa casi la mitad del total de proyectos nucleares a ser construidos en el mundo, y tiene planes para 50 reactores adicionales, que muy probablemente serán re-programados y  re-evaluados en función de los resultados de la crisis nuclear de Japón.

Para poder mantener y mejorar los niveles de vida de cientos de millones de ciudadanos chinos, China está forzada a producir altas tasas de crecimiento de su economía – que ya es la segunda economía más grande del mundo- para lo cual requerirá mucha energía de todas las fuentes que pueda accesar incluyendo aumentos en generación y utilización de energía eólica, petróleo, carbón, y por supuesto nuevas fuentes de energía nuclear.  Se calcula que si China logra mantener las tasas de crecimiento del PIB en promedio de un 10% anual, podría convertirse no solo en la economía más grande del mundo sino alcanzar el ingreso per cápita de los EEUU antes del 2050, y nos podemos imaginar la inmensa demanda de energía necesaria para mover esa mega potencia y saciar el apetito de consumo de sus habitantes.

Y he aquí el gran dilema nuclear que se traduce en el gran dilema del crecimiento del mundo: para lograr los más altos niveles de seguridad nuclear no solo se necesita excelente planificación e ingeniería, sino un tipo de sociedad y situación geopolítica que pueda demostrar responsabilidad y transparencia y que pueda construir instituciones que reciban y merezcan confianza y credibilidad.   Para seguir creciendo económicamente, los países democráticos no pueden darle la espalda al potencial de la energía nuclear que todavía tiene ventajas al ofrecer seguridad energética sin emisiones de dióxido de carbono.  Abandonar por completo el poder nuclear es condenar a Japón, China, Europa, y al resto de las economías del mundo a importar petróleo y gas de manera masiva, con todos los efectos dañinos al medio ambiente y la tremenda presión sobre el precio de esos combustibles.   Muy por el contrario, esta crisis nuclear en Japón debe obligar a los países desarrollados a invertir aún más en investigación y desarrollo para innovar y producir de forma segura y económica tanto energía nuclear como también otras fuentes alternas de energía como biocombustibles y las fuentes hídricas, y aprender a explotar eficientemente el poder del sol, materia prima sin costo, limpia e inagotable (al menos por unos cuantos siglos más).

Autor: Ariel Antonio Sanmartín Méndez

 

 

Perfil de Ariel Antonio Sanmartín Méndez

Educación:

  • Ingeniero Químico, The Ohio State University, Columbus, Ohio, 1979-1983.
  • Master en Economía Empresarial, INCAE Busines School, Alajuela, Costa Rica, 1989-1990.
  • Estudiante de Doctorado, Economía para el Desarrollo, The Ohio State University, Columbus, Ohio, 2010-2014

Experiencia Profesional:

  • Ingeniero de Proceso, Refinería Panamá (Texaco), 1983-1986
  • Gerente de Operaciones, Sun Chemical de Panamá, 1987-1990
  • Gerente General, Nutrición Animal, 1991-1992
  • Vicepresidente de Mercadeo y Planificación Estratégica, Franquicias Panameñas, 1992-1994
  • Vicepresidente de Banca de Consumo, Citibank Panamá, 1996-1998
  • Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General, Cerebro Y&R (Publicidad), 1998
  • Viceresidene Ejecutivo, Banca Personal, Banco Continental, 1999-2006
  • Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General, Banco Delta (BMF), 2006-2010
  • Presidente de la Asociación Panameña de Crédito (APC), 2009-2011
Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

4 Responses to Blog La Pirámide: Dilemas del Crecimiento

  1. Mantenimiento Automotriz 22/03/2011 at 1:15 pm

    Todo parece indicar que se afectará el suministro de vehículos y repuestos para Panamá sin que las agencias y concesionarios hayan hecho alguna aclaración oficial de éste tema. Ver link http://bit.ly/fKnBZJ

    Reply
  2. Katherine Scott 03/05/2011 at 5:37 pm

    Yo trabajo en el Departamento de Relaciones Externas del Fondo Monetario Internacional. Me podria enviar su direccion de correo electrónico?

    Gracias

    Reply
  3. Katherine Scott 12/05/2011 at 3:39 pm

    Cómo puede contribuir el grupo BRIC al crecimiento de los países de bajo ingreso

    Por Dominique Desruelle y Catherine Pattillo

    Gracias a su creciente alcance económico y financiero, el BRIC se ha transformado en una nueva fuente de crecimiento para los países de bajo ingreso. Y la relación podría adquirir aún más relevancia tras la crisis financiera mundial: el crecimiento más vigoroso del BRIC y su demanda de las exportaciones de los países de bajo ingreso constituye una protección frente a la demanda anémica de la mayoría de las economías avanzadas.
    Pero activar estas nuevas fuentes de crecimiento y financiamiento de la inversión plantea una multitud de cuestiones para los países de bajo ingreso. La mayoría de estos desafíos y riesgos no son nuevos, pero merecen renovada atención. Eso llevó al FMI a debatir estos temas en una reciente mesa redonda que contó con la participación de autoridades de países de bajo ingreso y del BRIC, así como especialistas en el desarrollo.
    *******************

    Esta entrada de Diálogo a fondo: http://blog-dialogoafondo.org/?p=823
    Página principal de Diálogo a fondo: http://blog-dialogoafondo.org/

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anuncie su negocio en Capital