Get Adobe Flash player

Polémica en ruinas de Panamá Viejo

Ricardo González J.

rgonzález@capital.com.pa

Capital

El conjunto histórico de Panamá Viejo es sin duda uno de los sitios turísticos más importantes del país y su torre mayor es uno de los símbolos por los que Panamá es reconocido en muchas latitudes. Sin embargo, el crecimiento de la ciudad ha hecho que estos monumentos queden enclavados en el medio de la ciudad, soportando el crecimiento acelerado de urbanizaciones y edificios en San Francisco, Costa del Este y Parque Lefevre.

Actualmente el conjunto histórico es administrado por el Patronato Panamá Viejo, que se encarga de imponer ley y orden dentro de su jurisdicción que tiene unas 28 hectáreas, empezando en el Puente del Matadero al lado de San Francisco y termina en el  Puente del Rey, que eran las dos entradas naturales de la ciudad colonial.

No obstante, el manejo que el Patronato le ha dado al conjunto de Panamá Viejo ha ocasionado el malestar de la población de Panamá Viejo y de la Junta Comunal de Parque Lefevre, que sostiene que esta agrupación maneja las ruinas como si fueran de su propiedad y para su uso exclusivo, sin tomar en cuenta que estos monumentos son de todos los panameños.

Las principales polémicas surgen por el cobro a los nacionales por el uso del mirador de la torre y que el Patronato utilice esta y otras áreas para la realización de conciertos, bodas y eventos de todo tipo, mientras que se niega su uso para otras actividades que solicita la comunidad y la Junta Comunal de Parque Lefevre.

Nathaly Araúz, de 22 años y residente en Panamá Viejo, se quejó de que se cobra muy caro por entrar a ver la torre y dijo que lo justo sería que los residentes del área no pagaran o que los panameños pagaran menos que los extranjeros.

Araúz se quejó igualmente de que no se puede pasear tranquilamente sin que aparezca alguien a prohibir algo, incluso, hasta tomarse una simple foto.

“Si ahora es así, me imagino que cuando cierren la calle y a esto le pongan cerca, ya los panameños ni siquiera vamos a poder ver nuestras ruinas y esto solo será para turistas y ricos”, precisó la joven estudiante.

Los planes para el desarrollo del conjunto de Panamá Viejo incluyen eliminar el paso de autos por la Vía Cincuentenario y las calles que conectan esta vía con la comunidad de Panamá Viejo; recuperar todo el trazado colonial de la ciudad y establecer circuitos completos para el recorrido y visita del lugar.

 

Conflictos

El problema con las fotos parece ser común en Panamá Viejo. La maestra Ana Castro, directora del centro educativo San Juan Leonardi, dijo que a mediados del mes de agosto, aprovechando las fiestas patronales, acudió al convento de las monjas junto con sus alumnos vestidos con polleras y montuno para tomarse unas fotos, pero se topó con un guardia de seguridad que le dijo que eso estaba prohibido.

“Tuve que enojarme y le dije que iba acompañada de estudiantes de un colegio que está en el corregimiento y que tenían todo el derecho de tomarse fotos en las ruinas que eran de todos y solo así pudimos sacarnos las fotografías”, dijo la maestra Castro.

Capital vivió esta situación en carne propia. El martes 27 de septiembre, cuando acudimos a tomar las fotos para ilustrar este reportaje, se visitó el convento de monjas para sacar algunas instantáneas, sin embargo, apareció el guardaparques Andrés Bethancourt y dijo que para sacar las fotos debía contar con la autorización previa del Patronato.

A pesar de mostrar identificación de prensa y decirle el propósito de la visita al monumento, Bethancourt mantuvo su posición y dijo que sin el permiso solo podía tomar las fotos desde la calle.

Sobre este incidente, el Patronato sostuvo que permite las tomas de fotografías a turistas y nacionales; los únicos permisos que deben tramitarse son para las sesiones de fotografía de carácter social o publicitario.

Con los periodistas no hay reglamento especial ni impedimento, los medios van al área y toman fotos y vistas y si necesitan información adicional acuden a las oficinas.

Aunque la negativa de Bethancourt de dejar tomar las fotos fue grabada por Capital, De Arango dijo que conversó con el guardaparque y que su versión no coincide completamente con la nuestra.

Julieta de la G. de Arango, directora ejecutiva del Patronato Panamá Viejo, dijo que la decisión de cobrar la entrada  para ingresar al Mirador de la Torre y al Museo de Sitio se tomó junto con la decisión de invertir en la puesta en valor y revalorización del sitio.

“Las tareas que conlleva la puesta en valor de este sitio son múltiples, variadas y especializadas y para ello se requiere de fondos”, sostuvo.

Agregó que con estos fondos se atiende el corte y fumigación de las 28 hectáreas del Conjunto Monumental, el programa de conservación preventiva, las tareas de conservación de los objetos que se recuperan en las campañas de excavaciones arqueológicas, la divulgación de las tareas que llevan a cabo y el sostenimiento de un programa arqueológico permanente que ha permitido desarrollar importantes líneas de investigación sobre el pasado colonial y prehispánico de Panamá Viejo.

Enfatizó que el Patronato cobra únicamente la entrada para visitar el museo del sitio y subir al mirador de la Torre de la Catedral. El resto de las áreas: Puente del Matadero, las ruinas de los Conventos de la Merced, San Francisco, Monjas de la Concepción, Jesuitas, así como las ruinas del Hospital San Juan de Dios, Convento de San José y Puente del Rey puede ser visitadas completamente gratis.

El Patronato ha establecido las siguientes  categorías de precios para el Museo y el Mirador: Niños menores de 8 años entran gratis, niños de 8 a 17 años pagan $0.50 por visitar el museo y $2.00 por visitar el Mirador.

Los jubilados tienen un descuento por ingresar a ambas facilidades y los adultos pagan la tarifa regular que es de $3.00 por visitar el museo y $4.00 por subir al mirador.

“En todos los casos se cuenta con la atención de guías y se entrega a los visitantes un folleto con información de las exhibiciones del museo y del mirador”, destacó De Arango.

Precisó que no se cobra la entrada ni al mirador ni al museo a los colegios que asisten en giras educativas y tampoco se les cobra a clubes cívicos, organizaciones, instituciones e iglesias de las comunidades vecinas y de otras áreas que traen niños a visitar y conocer el sitio durante el verano, así como en época escolar.

El 15 de agosto, que se celebra la fundación de la ciudad de Panamá, el museo y el mirador abren gratis.  El 18 de mayo, cuando se celebra el Día Internacional de los Museos, se abre gratis también.

 

Siguen las quejas

Otro de los hechos cuestionados ha sido el uso comercial que se le da a esta conjunto por parte del Patronato y quienes tienen derecho a usar estas vetustas infraestructuras.

El representante de Parque Lefevre, Sebastián Abadía, dijo que desde que llegó a la junta comunal su objetivo fue promover el área turisticamente.

Explicó que dentro de sus planes está el hacer contacto con las embajadas de Inglaterra y España, el objetivo es que estos países colaboren en todo lo posible para la realización de actividades que ofrezcan un atractivo a los visitantes a través de personajes y obras de teatro al  aire libre, que recreen la vida en la antigua ciudad y la batalla en la que fue destruida.

“La idea es que en estas obras participen los moradores de la comunidad de Panamá Viejo y que obtengan un beneficio directo de este monumento que está en medio de esta población, le tomen cariño y contribuyan a cuidarlo”.

Sin embargo, Abadía sostuvo que a pesar de que cuentan con el grupo de teatro y los atuendos de la época, hasta el momento el Patronato les ha negado el uso de cualquier área que se encuentre dentro del complejo monumental.

Explicó que además hay otras actividades que se pueden realizar, como paseos en carreta y caballo, ventas de comidas típicas panameñas a precios módicos y que exista un lugar donde los turistas puedan llegar y conocer un poco de nuestras tradiciones. Destacó que le han dicho que esta área no se puede utilizar para estos eventos, debido a que puede deteriorar las ruinas, pero este es un argumento muy pobre.

Dijo que ahora resulta que una obra de teatro puede deteriorar las ruinas, sin embargo allí se hacen conciertos, bodas y eventos de todo tipo donde se utilizan equipos de sonido de gran potencia y se tiran cualquier cantidad de fuegos artificiales, que estremecen los muros, pero según el Patronato eso no afecta en nada a las ruinas. “Simplemente a ellos les interesa todo lo que es lucro y si da lucro sí es permitido”, enfatizó el representante.

Para Abadía el Patronato Panamá Viejo tiene un doble discurso, ya que habla de que quiere cuidar los monumentos, pero en toda la entrada de Panamá Viejo colindante con San Francisco permitieron que se construyera una torre de más de 40 pisos de altura justo al lado de uno  de lo puentes de piedra más antiguos del continente americano, el cual incluso tuvo que ser reforzado con hierro para que no se derrumbara durante la construcción del edificio, “pero eso sí está bien y no pone en peligro las ruinas”, dijo.

 

Sitio arqueológico

El Patronato sostiene que Panamá Viejo es un sitio arqueológico, un patrimonio cultural de Panamá y del mundo; Panamá Viejo no es un parque temático.

“A un sitio patrimonial y arqueológico como este se acude a conocer, comprender, aprender y disfrutar acerca de los testimonios de la vida cultural, social, económica, religiosa y cotidiana de quienes vivieron y  habitaron el mismo en épocas anteriores a la nuestra”, recalcó De Arango.

Agregó que la comunidad se ha integrado al Patronato a través de distintas funciones como  ayudantes de campo, asistentes en el Laboratorio de Conservación de Bienes Muebles, asistentes en el programa arqueológico, tareas de mantenimiento y seguridad del sitio.

Según De Arango, en el Patronato trabajan 30 personas que residen en las comunidades vecinas (Panamá Viejo, Puente del Rey y Villa del Rey); es decir, casi un 53% de los trabajadores del Patronato provienen de las áreas cercanas al sitio.

Adicionalmente se contratan en las comunidades vecinas trabajos eventuales de soldadura, ebanistería, albañilería, fumigación, corte y mantenimiento de áreas verdes y construcción.

El Patronato Panamá sostuvo que permite el uso de los monumentos para el desarrollo de distintas actividades a fin de que  la población utilice el lugar  y se identifique con el mismo y esto se hace siguiendo directrices internacionales que señalan que los sitios patrimoniales deben utilizarse y ser parte de la vida del país donde se encuentran ubicados.

Para la realización de los eventos se toman en cuenta una serie de medidas de seguridad que permiten que los monumentos  no sufran daños.  Todos los eventos son supervisados por personal especializado, tanto durante el montaje como durante la realización de los mismos.

De Arango explicó que entre eventos propios, privados,  institucionales y de la comunidad, se realiza un promedio de 35/40 actividades al año lo que representa un ingreso aproximado de $60.000.

Para alquilar una de las ruinas para un evento hay que enviar una solicitud formal mediante nota; el evento es analizado y si es aprobado por Junta Directiva se debe firmar un contrato donde se contemplan una serie de obligaciones  y responsabilidades que debe cumplir quien lo desarrolle.  Los eventos que se desarrollan no deben ir en detrimento del valor de los monumentos y estos deben ser culturales, educativos, artísticos, turísticos, religiosos y académicos.

Redacción Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Artículos relacionados:

  1. Polémica por división de licitación eléctrica Ricardo González J. Capital La división de la próxima licitación...
  2. Fundesem presenta su oferta académica en Panamá Redacción Capital La escuela de negocios española Fundesem presentará la próxima...
  3. Pedirán Ley para Patronatos Ricardo González J. rgonzález@capital.com.pa Capital La polémica entre el Patronato...
  4. Panamá: Democracia política CCC Miguel Ramos Economista Los acontecimientos derivados de la ruptura de...

3 Responses to Polémica en ruinas de Panamá Viejo

You must be logged in to post a comment Login

Anuncie su negocio en Capital