Plazos fijos o valores, usted decide

Ricardo Gonzalez J.
rgonzalez@capital.com.pa
Capital

Hace 10 años la banca panameña pagaba 7,8% por un plazo fijo a un año, mientras que los bancos extranjeros pagaban hasta 6%; por su parte, la tasa Libor a 6 meses se encontraba en 6,18% en el mismo período. Pero los tiempos han cambiado y actualmente estas tasas se encuentran a menos de la mitad.
De acuerdo con la Superintendencia de Bancos de Panamá, para febrero de 2011 la tasa sobre depósitos a plazo fijo a un año en los bancos panameños era de 2,93% y la de los bancos extranjeros se situaba en 2,62%. La tasa Libor a 6 meses, en tanto, solo llegaba a 0,43%.
Esta baja ha sido progresiva, se ha acentuado desde el 2009 y se debe principalmente a las medidas tomadas por autoridades en los países desarrollados y en desarrollo, para estimular la economía, luego de los efectos de la crisis financiera internacional.
La tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, por la que se rige nuestro sistema bancario, se encuentra en 0,25% anual, nivel históricamente bajo, y no se espera un aumento posiblemente hasta después del primer trimestre del 2012.
En otras palabras, los bancos del centro bancario panameño tienen suficiente dinero disponible, pero no un mercado donde invertirlo con buenos rendimientos.
En oposición, las tasas de interés que pagan muchos instrumentos, como bonos y Notas del Tesoro, emitidos a partir del 2010 en el mercado local, pueden alcanzar hasta un 7%, dependiendo del plazo y el riego que se esté dispuesto a tomar.
En el mercado local, bonos de compañías como Banco Delta, Empresas Melo, Cable Onda y Sociedad Urbanizadoras del Caribe, con vencimiento entre el 2013 y el 2021, pagan tasas de 6%, 6,35%, 6,5% y 6%, respectivamente.
Las Notas del Tesoro, cuyo vencimiento se sitúa entre el 1 de septiembre de 2011 y el 30 de mayo del 2015, por su parte, pagan una tasa de hasta 7%.
Sin embargo, los instrumentos a corto plazo, como los Valores Comerciales Negociables (VCN), que tienen un vencimiento de unos 12 meses, se acercan más a las tasas de referencia de los plazos fijos bancarios, aunque pagan un poco más.
VCN de empresas como Tagaropulos, Banco La Hipotecaria, Cochez y Cia. y BICSA, emitidos en el 2011 y con vencimiento en el 2012, pagan un redimiendo de 3%, aunque hay excepciones como la de Corporación de Finanzas del País, que paga hasta 5,5% (Ver recuadro: Rendimientos).
Esta diferencia de rendimientos ha ocasionado que muchos inversionistas y ahorristas pongan sus ojos en el mercado de valores en busca de mayores retornos, pero como en cualquier actividad financiera, invertir en un plazo fijo o el mercado de valores tiene sus ventajas y desventajas, y tanto los banqueros como los brokers tienen su punto de vista.
La inversión en ambas alternativas es sencilla. Para abrir un plazo fijo hay que tener el monto mínimo que exige el banco y someterse a las políticas de conozca a su cliente y de prevención de lavado de dinero, mientras que para hacer una inversión, solo  se debe contactar a un corredor, broker o asesor financiero con licencia autorizada que trabaje o pertenezca a un puesto de bolsa autorizado.
Santiago Maggi, socio de la firma Latmark Asset Management, sostuvo que todo dependerá del riesgo que esté dispuesto a tomar el inversionista y cuál es el objetivo de su inversión.
“Si a mí un cliente me dice ‘Yo quiero este dinero para comprarme una casa en dos años’, entonces me queda claro que no tiene mucha capacidad para arriesgarse y mejor es que ponga su dinero en un plazo fijo, porque tiene un límite de tiempo para cumplir un objetivo”, destacó.
Maggi señaló que las personas que estén interesadas en invertir en el mercado de valores deben tener en cuenta que en el corto plazo se debe dar una apreciación en los bonos; sin embargo, hay que tratar de salir de los bonos con vencimiento de 7 a 10 años y pasarse  a los que vencen de 3 a 5 años.
Esto se debe a que en el largo plazo las tasas de interés en el mundo subirán debido a la inflación y esto afectará el rendimiento de los bonos a través de los años.

Cuestión de riesgo
El asesor del Banco de Bogotá Fabio Riaño, explicó que los plazos fijos y el mercado de valores son dos tipos de “inversión” diferentes. El plazo fijo es conservador, está en instituciones vigiladas, el riesgo es el banco, se dispone de su capital e intereses al vencimiento, generalmente son de corto o muy corto plazo y recibe aumentos o disminuciones de tasa de acuerdo al mercado a cada vencimiento.
Los bonos generalmente son a largo plazo, la tasa es fija en todo su periodo, el riesgo es el emisor, se compran y se venden en el mercado y se aprecian o deprecian dependiendo del comportamiento de la economía. Además, el emisor no tiene privilegio en una liquidación o quiebra.
Para el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá, Mario de Diego Jr., no hay ninguna ventaja tangible entre cambiar un plazo fijo por adquirir bonos y por el contrario podría haber desventajas si los bonos tienen un interés mayor.
En otros instrumentos, como acciones, la diferencia puede estar más que todo en el riesgo, ya que la tasa de depósitos a plazo fijo está determinada y no puede variar durante el plazo, pero los precios de las acciones están sujetos a volatilidad, a menos que se tenga la habilidad de escoger una acción ganadora.
Las Letras y Notas del Tesoro también brindan seguridad y fijación de rendimiento, pero por lo general los rendimientos son parecidos a los de los plazos fijos.
Sin embargo, los agentes del mercado de valores sostienen que la ventaja de invertir en instrumentos de la bolsa, es que se pueden colocar  recursos en activos variados y diversos,  creando estrategias diversificadas y balanceadas, para proteger  el capital, optimizar los mismos con mejor rentabilidad y garantizarse liquidez en el tiempo.
Raúl Alegrett, gerente general de Lafise Valores de Panamá, destacó que para obtener mayor rentabilidad que en un plazo fijo, actualmente existen en el mercado de valores diversas alternativas en emisores (sectores o industrias), cupones, plazos, VCN y bonos, que ofrecen rendimientos más atractivos que los depósitos a plazo.
Dentro de las opciones que hay en el mercado podemos encontrar emisiones con cupones variados entre 3,5% y 9,0% y plazos entre 1 año, 10 años y hasta perpetuos.

 

Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

2 Responses to Plazos fijos o valores, usted decide

  1. Jose Luis Rivera 08/05/2011 at 4:47 pm

    Excelente artículo. Deben publicar este tipo de artículos más seguidos para educar al panameño al momento de administrar su dinero, en esta epóca de crisis.

    Reply
  2. Capital 09/05/2011 at 11:06 am

    Gracias por sus comentarios.
    Saludos

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone