Panamá cuenta con abundante agua, pero no la sabe gestionar

Woman hand shut the faucet, prevent from leaking waste

La seguridad hídrica es la capacidad de un país para salvaguardar el acceso sostenible a cantidades adecuadas de agua de calidad aceptable para el sostenimiento de los medios de vida, el bienestar humano y el desarrollo socio-económico, para garantizar la protección contra la contaminación transmitida por el agua y los desastres relacionados con el agua y para la conservación de los ecosistemas, en un clima de paz y estabilidad política.

De acuerdo con el  Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan), el consumo promedio  diario de agua potable en nuestro país se ubica en 377 litros por persona, cifra superior al parámetro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que dice que el nivel aceptable va de 50 a 100 litros diarios por persona.

Un  consumo desmedido y la existencia de ciudadanos que aún no cuentan con cobertura de agua potable, lleva a la reflexión en cuanto a la forma que se  gestiona el recurso hídrico en el país.

Es por ello, que para el Gobierno es de suma  importancia adoptar un Plan Nacional de Seguridad Hídrica (Pnsh) que permita darle sostenibilidad a la oferta de agua aprovechando la misma de manera eficiente, en beneficio del crecimiento económico y social de Panamá.

El Pnhs es un instrumento de planificación nacional para definir las políticas públicas destinadas a mejorar el suministro de agua en cantidad y calidad aceptable e incluye la hoja de ruta que el país debe seguir para que mejore la calidad de vida de la población.

Este plan ayuda a la gestión del agua ya sea para abastecimiento humano o para la satisfacción de la demanda del sector productivo, así como la reducción de riesgos asociados a las  sequias o inundaciones, fenómenos que se han incrementado en los últimos años.

Con el propósito que se constituya en el instrumento de planificación nacional para definir las políticas públicas destinadas a mejorar el suministro de agua en cantidad y calidad aceptable, el Consejo de Gabinete aprobó la Resolución que adopta el Pnhs y establece el Consejo Nacional de Agua (Conagua) y la Secretaría Técnica de Seguridad Hídrica (Stsh).

El Conagua está conformado por la ministra de Ambiente (MiAmbiente), quien lo presidirá; el ministro de Economía y Finanzas (MEF), el ministro de Salud (Minsa), el ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP),  el administrador general de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) y la directora del Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales (Idaan).

La ministra de Ambiente, Mirei Endara, dijo que este Pnsh representa una hoja de ruta solidaria para garantizar el acceso justo y equitativo del agua a toda la población y a los  sectores productivos en cantidad y calidad aceptable, asegurando la disponibilidad y protección de los recursos hídricos y los ecosistemas en un clima cambiante.

Agregó que será el instrumento por medio del  cual se  articulará y se coordinará de manera interinstitucional con los sectores involucrados con el uso del agua, mediante la planificación de acciones a nivel nacional, incluyendo intervenciones estructurales  y estratégicas  que permitan garantizar el suministro de agua para el consumo  humano y para  satisfacer la demanda del sector productivo, así como la reducción de los riesgos asociados con eventos climatológicos extremos,  como sequías e inundaciones.

Aseguró Endara que  “Panamá tiene mucha agua, pero no la sabemos gestionar adecuadamente y la tenemos en lugares donde realmente no se necesita”.

Pasó un  Fenómeno de El Niño bien severo donde hasta la ACP  tuvo que hacer restricciones de calado, sin embargo, meses después tuvo que soltar el equivalente a casi un año de agua de consumo humano, porque había exceso, dos eventos que se registraron en  un mismo año.

“El cambio climático es real, va a causar que los eventos extremos sean más frecuentes y más intensos, por lo que tenemos que estar preparados como país para afrontar esta situación”, advirtió.

Según la directora ejecutiva del Idaan, Julia Guardia, el Pnhs  le dará  estabilidad a la calidad del agua. “Hay que recordar que nosotros no generamos agua, tomamos agua de los ríos, los lagos o de las fuentes subterráneas y esta agua la procesamos para que le llegue  limpia a la población”.

Comentó Guardia que el rol del Idaan en el Pnhs es de verificar lo que  tenga que ver con agua potable, aguas servidas y sostenibilidad.

“El Pnhs tiene diferentes objetivos y roles y el Idaan es  uno de los principales integrantes, ya que genera el  agua que consume la población”, precisó la funcionaria.

En tanto, Carlos Vargas, vicepresidente ejecutivo de Ambiente, Agua y Energía de la ACP, afirmó que hay suficiente recurso hídrico en el país, pero hace falta la infraestructura para su aprovechamiento, las obras de captación, almacenamiento y las obras multipropósitos.

Igualmente manifestó  que el rol de la ACP en el Pnhs, es aportar su experiencia y conocimiento en ingeniería, manejo de proyectos y la administración de recursos hídricos.

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero
Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anuncie su negocio en Capital