Lo importante es el cambio de tendencia

El país debe afrontar con mayor celeridad la reforma del sistema educativo para mejorar la calidad de la enseñanza que reciben nuestros estudiantes, pero también debe elevar la calidad de la formación para el empleo

mitradel-informe

El reciente Estudio del Mercado Laboral (EML), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República, seguramente generará muchos comentarios porque afirma que, en agosto de este año, la tasa de desempleo de nuestro país se ubicó en 5,5%.

Este tipo de información puede apreciarse de varias maneras; es decir, podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío. Por ejemplo, si comparamos esa tasa de desempleo en relación con la registrada en agosto de 2015, cuando se ubicó en 5,1%, observaremos un incremento de 0,4 puntos porcentuales.

No obstante, si la tasa de desempleo de 5,5% de agosto de 2016 se compara con la registrada en marzo del presente año, cuando este indicador económico se situó en 5,6%, observaremos un hecho más significativo, nos referimos al cambio de tendencia en su evolución en el tiempo.   

Las cifras oficiales, que publicamos en nuestro Informe Especial de la presente edición 816, indican que desde agosto de 2013, cuando marcó 4,1% la tasa de desocupación, la misma ha venido incrementándose lenta, pero progresivamente hasta ubicarse en 5,6% en marzo de este año; por lo que el hecho de ubicarse en 5,5% en agosto, 0,1 puntos porcentuales menos, nos coloca ante un posible cambio de tendencia a la baja (Ver páginas 8 y 9).

Por supuesto, el estudio del Inec nos indica claramente qué debemos hacer como sociedad para que ese cambio de tendencia a la baja se desarrolle satisfactoriamente, para beneficio de aquellos panameños que -por una u otra razón- no han logrado incorporarse con éxito al mercado laboral.

Basta, por ejemplo, tener claro que el segmento de la población con la tasa más alta de desempleo son los jóvenes; y que la provincia donde el mayor porcentaje de la población carece de un puesto de trabajo es la provincia de Colón, marcando más de 12% y 9%, respectivamente.      

Esto significa que el país debe desarrollar políticas públicas que faciliten la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo, y que las autoridades del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) deben prestar atención especial a la situación del empleo en la provincia de Colón, pues a pesar de que en dicha región del país se desarrollan proyectos de inversión pública y privada por un valor superior a los $3.000 millones, esto no ha tenido todavía un impacto significativo en la tasa de desocupación.

Con una tasa de desempleo tan baja, rondando lo que los economistas definen como pleno empleo (que según los estándares internacionales se ubica en una tasa de desocupación de 5,0% o meno), la realidad es que quienes se encuentran sin empleo son aquellos trabajadores que se están moviendo de un empleo a otros (desempleo friccional) y los que lamentablemente no cuentan con los conocimientos y destrezas que demanda el mercado laboral (desempleo estructural), lo que significa que el país debe afrontar con mayor celeridad la reforma del sistema educativo para mejorar la calidad de la enseñanza que reciben nuestros estudiantes; pero también debe elevar la calidad de la formación para el empleo que imparte el Instituto Nacional para el Desarrollo del Recurso Humano (Inhade).

No se trata de felicitarnos por ser quizás uno de los países de Latinoamérica con la tasa de desempleo total más baja (de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe –Cepal-, al cierre del presente año el desempleo en la región se ubicará en un promedio de 7%), ya que debemos recordar que ese indicador, por muy bajo que sea, no es un simple número, sino que es una cifra que nos recuerda que todavía hay un porcentaje de la población que no logra ubicarse en un empleo, no importa si este es formal o informal (que en este momento abarca al 39,9% de la población trabajadora), y contar así con los medios para vivir decorosamente y, como sociedad, todos juntos (patronos, sindicatos y Mitradel) debemos encontrar fórmulas de consenso que permitan que esas personas se incorporen a la economía del país.

Lo importante es que el país sigue demandando mano de obra y, quienes hoy están sin empleo tienen la oportunidad de incorporarse al sistema productivo del país.

Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anuncie su negocio en Capital