Listas negras, educación y migración, amenazas para Panamá I

Una nación de servicios que mantiene  una buena línea de negocios en todos los aspectos

En Panamá se pueden observar muchas fortalezas y oportunidades que el país puede ofrecer, pero también es un país que posee  debilidades y amenazas que se deben atacar, si se quiere mejorar y contribuir sucesivamente a su crecimiento económico.

Las observaciones de la situación actual del Estado panameño pueden ser reflejadas de una manera más clara y precisa a través de la utilización de la herramienta Foda (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), que utiliza perspectivas socio-políticas, socio-económicas y socio-culturales.

El equipo de Capital Financiero identificó algunos de estos cuatro puntos del Foda del país, los que consideramos como vitales para el desarrollo de la economía, sin que esto signifique que existan otros sectores que igualmente tengan relevancia en el desarrollo del país, pero lamentablemente no todos se pueden incluir en este análisis.

Fortalezas

Panamá es un país en crecimiento en materia de  infraestructura,  en el sector financiero y el turístico, además es una nación de servicios que mantiene  una buena línea de negocios en todos los aspectos.

El país posee el Canal, que facilita la comunicación entre el océano Atlántico y el Pacífico, y que ha influido significativamente en el comercio mundial.

Por su posición geográfica y la presencia del Canal actualmente ofrece al mundo una amplia plataforma de servicios marítimos, comerciales, inmobiliarios y financieros, entre ellos, la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del continente y la segunda del mundo, pero que  actualmente atraviesa por unos de los peores momentos de su historia.

Con una población ligeramente superior a los 4 millones de habitantes, Panamá tiene una posición privilegiada en varios rankings de crecimiento y desarrollo de América Latina, tales como: Ingresos per cápita, nivel de crecimiento económico, globalización y esperanza de vida. La economía panameña y su sistema bancario son conocidos internacionalmente como uno de los más sólidos del continente.

Registro de naves

El registro panameño históricamente es el líder de los registros abiertos y es pionero en cuanto a la creación de nuevos mecanismos para mantenerse al día con los cambios y modalidades de la industria.

El pabellón panameño se enarbola en el mayor número de naves  mundialmente.

Panamá posee el mayor tonelaje registrado en sus libros y mantiene un cuadro de abogados marítimos completos y profesionales e internacionalmente reconocido.

Cuenta, además con una red de Consulados Privativos de Marina Mercante en todo el mundo, capaz de atender al usuario constantemente.

Por otro lado, el país cuenta con el Hub de la Américas, único en Latinoamérica. La conectividad aérea de Panamá  continúa atrayendo a las aerolíneas más importantes del mundo.

El aeropuerto Internacional de Tocumen  se ha convertido en una terminal intercontinental de primer mundo y una prueba de su crecimiento es que a esta terminal aérea llegan unos 5.900 vuelos semanales y se realizan 90 conexiones aéreas a 34 países de América y Europa, con un manejo eficiente que permite garantizar el trasbordo de los pasajeros en menos de 45 minutos, uno de los más bajos en el mundo.

En el ámbito político Panamá se ha confirmado como una de las democracias más sólidas de la región. El gobierno mantiene una agenda social fuerte, hay control en el déficit fiscal.

Oportunidades

Con la ampliación del Canal, su infraestructura portuaria en ambos océanos, conexiones aéreas y su posición geográfica, el sector logístico se perfila como una de las mayores oportunidades de desarrollo para el país.

La plataforma logística de Panamá está compuesta por el Canal, el Ferrocarril Interoceánico, un Hub Marítimo con puertos en el Pacífico y el Atlántico y una Plataforma Internacional  de Transporte Aéreo para carga y pasajeros, entre otros.

Actualmente Panamá ocupa el primer lugar en este campo. Desde 2014 el país estuvo situado en el puesto 45, sólo superado por Chile que se mantiene en la posición 46, pero en este momento ocupa un privilegiado puesto  40, superando a potencias de la región como México que se ubica en la posición 54 y Brasil en la 55.

Panamá demostró su fortaleza en áreas como eficiencia de las aduanas, calidad de la infraestructura, calidad de los servicios logísticos, facilidad para enviar fletes internacionales, capacidad para hacer el seguimiento de las mercancías y puntualidad de las entregas.

Sin embargo, la gran oportunidad de Panamá está en convertirse en el “Hub logístico” de América Latina (centro logístico regional).

La ubicación geográfica de Panamá junto a las actuales actividades de expansión y continuo desarrollo de grandes infraestructuras motivan tanto a nacionales como extranjeros a mirar al país como un gran centro con potencial de distribución para los mercados de Estados Unidos (EE.UU.), Canadá y América Latina por medio del trasbordo como un gran centro de consolidación.  El alto nivel de conectividad de Panamá atrae a inversionistas y empresas multinacionales. 

El reto de Panamá para avanzar en su consolidación como Hub logístico y de servicios de nivel global es atraer y desarrollar plataformas logísticas de valor añadido, impulsando su Hub de carga aérea y las conexiones marítimas de corta y media distancia con Mesoamérica y el conjunto de América Latina.

Expertos del sector logístico afirman que el país debe no solo vender servicios logísticos, sino también aumentar su producción agrícola, ya sea para exportación o para suplir las necesidades de los barcos que transitan por el Canal.

Con la ampliación de la vía acuática se presentan grandes oportunidades de negocio, que deben ser aprovechadas por los nacionales y no solo ver transitar los barcos, como hasta el momento se está haciendo. 

Sin embargo, los productores indican que existe una desmotivación hacia la actividad, debido a la competencia desleal que han generado las importaciones descontroladas, así como el poco incentivo recibido de las autoridades.

Recientemente el Gabinete Logístico del Gobierno de Panamá, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID)  prepararon  la Estrategia Logística Nacional 2030.

El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, expresó que a través de este Gabinete y en conjunto con el BID, se estará diseñando una Estrategia Logística Nacional con una visión 2030, que trascienda esta Administración.

Esta herramienta consensuada ayudará a potenciar la posición geográfica del país y los activos logísticos existentes, el Canal y su expansión, los puertos, aeropuertos, áreas logísticas (zonas económicas especiales, parques logísticos y zonas francas), el ferrocarril y los pasos de frontera.

También, ayudará a fomentar la integración nacional desarrollando la logística agroalimentaria, promover el desarrollo logístico de la región occidental y oriental, e impulsar la competitividad y la facilitación del comercio exterior con un plan de modernización en la gestión aduanera.

Canal ampliado

No hay dudas que la ampliación del Canal representa una de las mayores oportunidades para el país. Su impacto en la economía ya es notable y a fines del año 2016   habían transitado unos 600 buques, neopanamax que han dejado aportes por más de $600 millones.

El Canal ampliado abre un conjunto de múltiples oportunidades de negocios y de reducción de costos no sólo para las navieras, sino también para los exportadores e importadores de carga, lo que incluso podría a beneficiar al consumidor.

Con la ampliación el país se ve frente a la oportunidad de explotar aún más los servicios relacionados al manejo de transporte y distribución de carga; los comerciantes locales y aquellos ubicados en el extranjero podrán utilizar la plataforma logística del país para consolidar su cargamento en Panamá.

El administrador de la Autoridad del  Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, aseguró que en el país existen empresas especializadas en brindar servicios de valor agregado, que ya realizan actividades de etiquetado, clasificación y distribución de la carga, la cual envían lista para la venta a su destino final en varios países del continente.

El Canal de Panamá forma parte central de un dinámico y creciente nódulo logístico que se retroalimenta y fortalece con la consolidación de piezas claves como  son los  siete modernos puertos con una capacidad instalada de más de 16 millones de TEU´s (contenedor de 20 pies) y con proyectos de expansión ya en ejecución y otros en planificación.

Rommel Troetsch, presidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), destacó que con la ampliación del Canal se inicia una nueva era en el transporte marítimo global, que permitirá a las navieras aprovechar las economías de escala y reestructurar sus redes de transporte y trasbordo que deben beneficiar al conglomerado marítimo y portuario de Panamá; pero el país debe hacer su tarea e inversiones.

La ampliación generará más y nuevas oportunidades para el conglomerado marítimo local, lo que también representa un reto para el Gobierno y la empresa privada; para que se pongan de acuerdo con el fin de  poder aprovecharlas.

Troetsch dijo que no podemos seguir con un Canal y puertos de primer mundo, pero  sin muelles para poder proveer servicios marítimos auxiliares y propuso desarrollar más instalaciones de este tipo en el Pacífico.

“Panamá se ha quedado estancada en el desarrollo portuario del Pacífico, mientras  que Colombia y México siguen invirtiendo a tal punto que están a décimas de superar a Panamá en el índice global de conectividad marítima”, destacó.

Turismo

El sector turismo ofrece otra de las grandes oportunidades de desarrollo para el país y no hay dudas  que Panamá cuenta con los atractivos e infraestructuras necesarias para ser una potencia turística regional.

En este pequeño territorio, se puede explotar el eco turismo,  turismo de playa y puertos de cruceros, entre otros, pero además de sus atractivos naturales, Panamá tiene el potencial de ser un centro para el turismo de compras y negocios y muy pocos países en la región pueden ofrecer todo esto en un mismo paquete.

Sin embargo, la estrategia económica de Panamá nunca se cimentó sobre este sector, que no creció al mismo ritmo de otros como los servicios y el marítimo, al punto que pocos panameños pensaban especializarse en una carrera turística.

Aunque, en los últimos 10 años los diferentes gobiernos han invertido millones de dólares en la promoción del país y se hicieron importantes inversiones en infraestructura, especialmente en grandes hoteles localizados en la ciudad capital.

Incluso, muchas universidades abrieron  carreras turísticas y por fin se empezó a ver el inmenso potencial que este segmento tenía para el país.

A pesar de esto, el turismo no acaba de despega, a pesar de ser una formidable herramienta de desarrollo para la reducción de la pobreza.

Panamá tiene potencial para ofrecer nuevos productos y aumentar el promedio de ingresos y estadía por visitante, e incluso, la ampliación del Canal sirve como excusa táctica de desarrollo y promoción turística de otros destinos.

Igualmente el país cuenta con algunos aeropuertos nacionales del interior cercanos a los principales recursos turísticos del país.

Panamá cuenta con  diversidad de recursos, como numerosas áreas protegidas, además de una mezcla de culturas indígenas, urbanas y rurales en un área geográfica pequeña.

Sin embargo, es primordial la disposición de un marco estratégico de carácter integral para el desarrollo turístico de Panamá; que contenga hitos e indicadores de cumplimiento, de manera que los distintos estamentos públicos y privados conozcan el escenario en el que se debe desenvolver el crecimiento turístico, generando así certidumbre, seguridad jurídica y transparencia en relación a la eficacia de la gestión pública.

A mediados de 2016, el gobierno avaló la contratación entre la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) y la empresa VML, INC., para la implementación de una estrategia de mercadeo y comunicación, desarrollo de un programa integral de promoción, publicidad (online y offline), relaciones públicas y trade marketing (activaciones) para promover a Panamá a nivel internacional. Este contrato asciende  hasta $20 millones  y  se ejecutará entre 2016 y 2018.

Him detalló que la ATP para compensar esta falta de promoción, realizó alianzas estratégicas con aerolíneas y empresas líderes de la industria que, si bien desarrollan una estrategia de mercadeo, solo es una comercialización indirecta, las cuales son profundizadas únicamente cuando los turistas llegan al país. 

Ricardo González Jiménez
Para Capital Financiero
Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anuncie su negocio en Capital