Inversión extranjera, factor clave para el crecimiento de la economía

En el III trimestre de 2016 la IED alcanzó un saldo acumulado de $4.211 millones

La ola de inversión extranjera directa (IED) parece no detenerse y puede ser la tabla de salvación para la economía panameña, que innegablemente atraviesa por una desaceleración y que además podría verse afectada por los escándalos de corrupción, las políticas económicas del presidente estadounidense Donald Trump y los bajos niveles de ejecución del presupuesto de inversiones del Gobierno.

Uno de los pocos proyectos de Estado que ha tenido Panamá es convertir al país en un territorio atractivo para la llegada de empresas extranjeras, un renglón en el que ha tenido que competir fuertemente con otras naciones de Centroamérica y el Caribe que precisamente buscan este mismo objetivo.

Gracias a sus condiciones únicas y a la promulgación de leyes especiales, Panamá ha logrado imponerse en esta lucha y actualmente es el líder en la región en inversión extranjera.

Según los reportes del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), la IED en el III trimestre 2016 en el país alcanzó un saldo acumulado de $4.211 millones, lo que equivale a un incremento del 17,8%.  Este porcentaje se traduce en un incremento de  $635.7 millones invertidos este año por encima de lo que se invirtió el año anterior.

Y para muestra un botón ya que en 2106 el país rompió el récord con 25 Sedes de Empresas Multinacionales (SEM), siendo el año con mayor registro desde la promulgación de la Ley SEM en 2007.

En dos años se han sumado 42 nuevas empresas para un total de 134  registradas, las cuales representan una inversión extranjera de $820 millones y una generación de 5.000 plazas de trabajo.

Impacto económico

Pero, ¿qué significa esto para el país y el panameño de a pie?

Cuando se le pregunta por la IED, la mayoría de los habitantes del país piensa en una gran multinacional a la que jamás tendrán acceso y por ende, estiman que las mismas no representan ningún beneficio personal.

A pesar de que muchos panameños no podrán trabajar directamente en una empresa creada a partir de IED, no hay dudas de que este capital ha influido notablemente en el crecimiento económico del país.

De acuerdo con el consultor y exministro de Economía y Finanzas, Fernando Aramburú Porras, la IED, aunada a la inversión privada y pública local, es un factor clave para el extraordinario crecimiento del país en los últimos 10 años, el cual promedia más del 7% anual, el mayor de Latinoamérica, lo que ha permitido la duplicación del ingreso per cápita en Panamá, la disminución del desempleo a niveles de entre 4% y 5% (casi pleno empleo) y la caída en los niveles de pobreza e informalidad.

Según Aramburú Porras, en los últimos años, a pesar de la desaceleración de la economía mundial y regional, la IED se ha mantenido fuerte en Panamá, lo cual es indispensable para poder seguir creciendo, aunque a tasas más moderadas, en los próximos años.

Ahora solo se deben aprovechar y promover las oportunidades que ofrece el Canal ampliado, así como la infraestructura desarrollada recientemente.

Panamá ha recibido un importante flujo de IED en los últimos 15 años por ser un país atractivo para la misma dadas sus condiciones económicas, su estabilidad política, conectividad  y relativa buena seguridad. (Ver recuadro: Ventajas de Panamá).

También se han creado zonas especiales para su ubicación como Panamá Pacifico y  la  Ciudad del Saber en el tema de tecnología e innovación, aparte de la ya tradicional Zona Libre de Colón para el comercio internacional y el Centro Bancario que es el más importante en la región.

Para los economistas Ricardo Haussman y Eduardo Fernández-Arias, autores del libro Inversión Extranjera Directa: El buen colesterol, esta inversión es importante para el país que la recibe, debido a que ayuda a cubrir las necesidades de financiación que tiene un país (con capital escaso) para sus inversiones productivas.

Explican que generalmente, la IED es más estable que otros flujos más especulativos de capital que frecuentan los mercados financieros. Ello se debe a que casi siempre se dirige a proyectos a largo plazo.

En principio, más de esta inversión supone más crecimiento económico, más exportaciones, más empleo, más divisas y más renta por habitante en el país receptor. Ello se debe a que la misma rompe con el círculo vicioso de la pobreza.

Además, hay algunas ventajas muy específicas de esta inversión que regularmente fluye de los países más desarrollados hacia los menos desarrollados. Una de ellas es que facilita la transferencia de tecnología, conocimientos y habilidades.

Si la filial extranjera introduce nuevos productos o procesos en el mercado receptor, los trabajadores de esa empresa adquieren conocimientos que elevan el valor del capital humano del país. A la vez, las empresas que son proveedoras, clientes e incluso competidores de las compañías extranjeras perciben indirectamente los efectos de la difusión tecnológica. Lo que eleva la productividad de la economía que la recibe.

Destacados

En este momento se mantienen importantes inversiones extranjeras directas en el país que pueden tener un impacto positivo en la economía en la creación de empleos directos y el consumo de insumos necesarios para la operación de las empresas.

Otro aspecto positivo es que varias de estas inversiones se encuentran en el interior del país y en las periferias de la ciudad capital, áreas densamente pobladas y que están siendo golpeadas por el desempleo.

Recientemente el Gobierno aprobó la construcción de una zona franca en el corregimiento de Pacora, en la zona Este de la provincia de Panamá, con una inversión de $231 millones y la generación de unas 6.000 plazas de empleos, la cual está a cargo de la sociedad Consorcio Industrial de las Américas (Coinla).        

Igualmente se espera la construcción de la zona franca en el Aeropuerto Internacional de Tocumen (Aitza) con una inversión arriba de los $245 millones  y una generación 9.700 empleos directos al momento de máxima capacidad operativa. El proyecto tendrá tres fases a culminar en el 2035.

En total se han  aprobado  cinco   nuevas   Zonas  Francas durante el periodo de julio 2014 a diciembre de 2016,  haciendo un total de 19 a nivel nacional. 

Se han instalado 89 empresas en las distintas Zonas Francas, con una inversión inicial $76 millones y generando 779 empleos directos e indirectos inicialmente.

En lo que respecta a las inversiones en el interior del país, se anunció que la transnacional Del Monte invertirá más de $100 millones en la producción bananera en las provincias de Chiriquí y Bocas de Toro. Se espera la generación de 3.100 empleos directos y otros 12.000 indirectos en comercio y servicios. Igualmente se aprobó la primera zona franca en la provincia de Herrera por la empresa Cobol Due, con una inversión de $29 millones.

Las inversiones

Según los últimos datos de Contraloría General de la República, para el año 2015, la inversión extranjera en Panamá alcanzó los $4.494 millones, frente a los $4.458 millones logrados en el 2014.

En el 2015 la mayor cantidad de IED se dirigió al comercio al por mayor y menor con $1.606 millones, seguida por las actividades financieras y de seguros con $949 millones, información y comunicación con $578 millones y transporte, almacenamiento y correos con $462 millones.

Por su parte, los sectores que menos IED recibieron fueron agricultura, caza, ganadería y silvicultura con $5,4 millones, explotación de minas y canteras con $5,8 millones y servicios sociales y relacionados con la salud humana con $10,5 millones.

En lo que respecta al origen de las inversiones directas, América del Norte, América del Sur y Europa encabezaron la lista con el 74% de todo el capital invertido en el país.

Según las cifras de la Contraloría, los países de Norte América, invirtieron en Panamá $1.314 millones y la misma fue encabezada por Estados Unidos (EE.UU.) con un total de $1.039 millones, seguido de México con $225 millones.

Po su parte los suramericanos invirtieron en el país hasta el 2015 uno $1.220 millones en la economía panameña. La lista de Sur América es encabezada por Colombia con $865 millones, seguida de Brasil con $149 millones y Ecuador con $99 millones.

Los europeos, en tanto, han destinado inversiones al país por $775 millones. Las inversiones del viejo continente son lideradas por España con $165 millones, Reino Unido con $143 millones y Países Bajos (Holanda) con $94 millones.

Factor clave

La IED se ha convertido en un factor clave del Gobierno para impulsar la economía y generar más fuentes de empleo. Para ello se ha reforzado la promoción de Panamá como destino de inversiones a través de  contactos con inversionistas extranjeros de Europa, Asia, EE.UU. y América Latina a través de los Panama Invest, las misiones comerciales y la participación en diversos eventos internacionales.

Desde finales de 2014 el gobierno tomó la decisión de relanzar Proinvex y desde entonces se    ha intensificado la promoción de Panamá como polo de inversión extranjera de la región mediante la organización de 13 Panama Invest que se enfocan en la convocatoria de empresarios para exponerles las ventajas de invertir en nuestro país, entre los que se destacan Londres, Japón, Nueva York, Hamburgo, Lisboa, Madrid y Chile, entre otros, que generaron 282 contactos de negocios.

De acuerdo con el ministro de Comercio e Industrias, Augusto Arosemena, próximamente el Gabinete Logístico lanzará una plataforma de servicios logísticos que consolide la Oferta País conformada por el sector marítimo, aeroportuario, infraestructura, zonas francas y especiales para convertir a Panamá en un verdadero hub negocios de clase mundial. (Ver recuadro: Acciones para atraer la inversión extranjera)

Arosemena anunció que para 2017 se continuará encaminando al sector público y privado con iniciativas como reforzar la institucionalidad y asegurar la sostenibilidad del sector, crear un Plan Maestro del Área Interoceánica, trabajar en la articulación de la oferta Panamá, llevar adelante la Ventanilla Marítima y avanzar en el Plan de Modernización de Aduanas.

El ministro destacó que está oferta está respaldada por un capital humano capacitado, una plataforma tecnológica y un marco regulatorio integral. “Se trata de un trabajo conjunto entre las instituciones de Gobierno y la empresa privada”, precisó.

Ricardo González Jiménez
Especial para Capital Financiero
gonzalezr68@yahoo.com
Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Anuncie su negocio en Capital