Deserción escolar amenaza crecimiento

Hitler Cigarruista

Capital

 

Panamá ha dado muestras de fortaleza económica en los últimos años y este 2011 se consolidará como la economía más dinámica de la región centroamericana, gracias a un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 7% y 8%.
Sin embargo, enfrenta una seria amenaza a largo plazo: La falta de mano de obra calificada capaz de aprovechar los beneficios de ese auge económico. El 25% de la población entre 15 y 19 años de edad ha desertado del sistema escolar.
Esta es una de las principales conclusiones del Lente Fiscal, un estudio del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) y la Fundación Friederich Ebert, sobre la situación económica y fiscal de la región, centrado en las oportunidades de la niñez y la juventud.
El estudio destaca que la economía mundial continúa dando señales de fragilidad. Las últimas estimaciones de crecimiento revelan, para 2011, un aletargamiento del mismo, principalmente por el menor dinamismo esperado en la Euro zona, Canadá, Japón y en algunas de las economías asiáticas en desarrollo.

Panamá destaca
En cuanto a Centroamérica, el Lente Fiscal resaltó que el istmo logró un crecimiento real de 3,1% en 2010, impulsado, con diferente intensidad en cada país, básicamente por la mejora de precios en las exportaciones agrícolas y de maquila, así como por una moderada mejora del consumo doméstico, esta última influenciada más por las remesas familiares que por el aumento del empleo.
En 2011, el crecimiento económico de Centroamérica será de aproximadamente 3,9%, y que estará liderado por Panamá, que se estima crecerá entre 7% y 8%, seguido por Costa Rica y Honduras, países que podrían llegar a crecer más del 4%.
Para Maynor Cabrera, economista del Icefi, Panamá se encuentra en un momento estelar de su historia, y que el futuro se presenta sumamente prometedor.
El crecimiento promedio del PIB en los últimos cinco años ha sido del 8%, múltiples inversiones se encuentran en desarrollo y las finanzas públicas parecen estar equilibradas.
Cabrera agregó que este nivel de crecimiento ha tenido su base en las inversiones para la ampliación del Canal —que ascienden a $5.250 millones-, así como en otras relacionadas con los sectores financiero, comercial, turístico y de la construcción.
Y el gasto de capital (infraestructura) de este país es el más alto de la región, equivalente a 8,4% del PIB, debido a que el Gobierno tiene una ambiciosa agenda de inversión pública que incluye la ampliación de aeropuerto Internacional de Tocumen, la construcción de carreteras en el interior del país, la ampliación y reordenamiento de la red vial en la ciudad de Panamá, el inicio de las obras de la  primera línea de un Metro y la edificación de cinco hospitales en diversos puntos del país.

Deserción: Riesgo latente
Pero no todo es color de rosa, ya que el Icefi advierte que el crecimiento económico podría verse afectado negativamente por la falta de mano de obra capacitada para aprovechar las oportunidades y beneficios que conlleva el desarrollo acelerado que experimenta el país.
Según Jonathan Menkos, analista económico y fiscal del Icefi, esto se debe a varios factores, entre los que destacan el crecimiento de la demanda de mano de obra que se registra en Panamá, el alto nivel de deserción escolar que existe en el país y el envejecimiento de la población.
Destacó que en la actualidad las cifras oficiales indican que la tasa de desempleo total es de 6,5% y la tasa de desempleo abierto se ubica en 4,5%, lo que significa que el país está cerca de lo que los especialistas denominan “pleno empleo”: La gran mayoría de la población en capacidad de trabajar cuenta con un empleo.
Y la escasez de mano de obra actual podría agravarse en los próximos años debido a que en Panamá el 25% de los jóvenes de entre 15 y 19 años han abandonado el sistema educativo, subrayaron los analistas.
Además, 45% de los jóvenes de entre 15 y 17 años de  los hogares más pobres del país no asisten a la escuela.
Otro elemento que, a juicio de Menkos, eleva la importancia de estas cifras es el envejecimiento de la población panameña, ya que mientras en Centroamérica el 54,7% de la población tiene menos de 24 años de edad, en Panamá sólo el 45,6% de la población se encuentra en ese rango de edad.
A esto hay que agregar que en Panamá se estima que una persona necesita 13 años de educación para tener ingresos mayores al salario mínimo, un requisito que solamente cumple el 19,1% de los jóvenes de las áreas urbanas y el 7,3% de los jóvenes que habitan en zonas rurales.
Para Menkos, esto coloca a Panamá ante la necesidad de establecer programas para lograr que ese 25% de la población joven que ha desertado del sistema escolar regrese a las escuelas. De lo contrario, el país no contará con personas capaces de ocupar los puestos de trabajo que está generando el crecimiento económico, lo que obligaría a importar mano de obra capacitada y agravaría la mala distribución de la riqueza.
Alfredo Berrocal, dirigente de la Federación Nacional de Servidores Públicos (Fenasep), destacó que los señalamientos del Icefi nos colocan ante la necesidad de ofrecer a la juventud panameña acceso a una educación digna que les permita mejorar su calidad de vida y ascender socialmente.
Berrocal admitió que no enfrentar problemas como la deserción escolar o la mala calidad de la educación puede ser catastrófico para la economía local a largo plazo, e insistió que sin voluntad política para que la población cuente con los ingresos necesarios para acceder a un empleo de calidad.
Recientemente, la ministra de Educación, Lucy Molinar, aseguró que gracias a la beca universal y la entrega de libros y útiles escolares menos estudiantes están abandonando sus estudios, una tendencia que a su juicio se acentuará cuando se establezcan a nivel nacional las nuevas ciudades educativas de excelencia, que servirán como puente entre el Instituto Profesional y Técnico La Chorrera y la Universidad Tecnológica, para lograr completar la formación que los estudiantes requieren.

Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Artículos relacionados:

  1. Deserción escolar, competitividad y futuro Panamá está viviendo una época dorada. Con proyecciones de crecimiento...
  2. Inflación amenaza crecimiento de Panamá y Latinoamérica   La economía de América Latina crecerá 4,4% en el...
  3. Escasez de contenedores amenaza crecimiento de la industria naviera MIchelle De La Ossa Capital No sólo el alza del...
  4. Crecimiento con inclusión social y reducción de la pobreza En el año 2010, las economías latinoamericanas crecieron al 6%,...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Anuncie su negocio en Capital