Bolsa de diamantes inicia operaciones en mayo 2014

La inversión de la sociedad Vaguil supera los $138 millones

La bolsa de diamantes que busca convertir a Panamá en un centro regional de intercambio y logística para servir a la comunidad global en el intercambio de diamantes, piedras preciosas, perlas y otros elementos preciosos, será una realidad a partir de mayo del 2014, cuando la empresa Vaguil entre en operaciones, tras culminar la primera fase construcción de su infraestructura valorada en más de $ 138 millones.
El proyecto recibió la aprobación del Consejo de Gabinete, el cual emitió concepto favorable a efecto de que la Comisión Nacional de Zonas Francas autorice el establecimiento y operación de la Zona Franca Vaguil, S.A., en el corregimiento de Juan Díaz, conforme los requisitos, condiciones, ventajas, incentivos y disposiciones establecidas en la Ley 32 de 5 de abril de 2011.
Esta zona franca estará ubicada en la urbanización Santa María Golf & Country Club Business District, que se erige en el área de Llano Bonito en Juan Díaz, en un total de 1.86 hectáreas, que son propiedad de la sociedad Vaguil.
Parte de la Resolución de Gabinete No. 131 indica que la sociedad Vaguil, S.A., tiene como objetivo brindar a las empresas que se instalen dentro de esta zona franca toda la infraestructura y los servicios complementarios que sean necesarios para que se establezca en el área un conglomerado de empresas, organizaciones e individuos especializados en la categoría de empresas de servicios, específicamente para implementar una bolsa de diamantes y otras piedras preciosas.
El gerente de proyectos de Vaguil, Juan Manuel Henríquez, explicó que la fase 1 de esta obra es la construcción de un primer edificio que hospedará exclusivamente a la Bolsa de Diamantes, que se iniciará el próximo mes de septiembre.
La fase 2 contempla el desarrollo de una torre de oficinas, cuya construcción se iniciará en febrero de 2015 y estará lista para el inicio de operaciones y mudanza de la Bolsa de Diamantes en mayo de 2017.
“La Bolsa de Diamantes de nuestro país podrá captar a los comerciantes de Latinoamérica que hoy por hoy viajan a Estados Unidos o Europa para intercambiar diamantes, negocio que es factible por la gama de facilidades y servicios que tiene nuestro país, como el hub aéreo, el dólar y el importante centro financiero. Estos factores nos distinguen como el país óptimo para desarrollar esta operación en la región”, expresó.
Citó como un ejemplo que en el año 2009 Dubai abrió una Bolsa de Diamantes y hoy día es uno de los centros más importantes de intercambio de diamantes a nivel mundial. Esto es atribuido a los factores comentados anteriormente, que son similares a las ventajas competitivas que ofrece Panamá, gracias a la posición geográfica y su conectividad.
Henríquez explicó que el área de Juan Díaz fue evaluada por expertos internacionales que determinaron que cumplía con los requisitos para el establecimiento de la Bolsa de Diamantes en Panamá.
El distrito de Negocios Santa María, al estar a orillas del Corredor Sur y  contar con cercanía al Aeropuerto Internacional de Tocumen, que es el único puerto habilitado y autorizado para la introducción de diamantes en bruto en nuestro país, representa una ubicación ideal para esta iniciativa, destacó el ejecutivo.
Es que los principales usuarios de la Bolsa de Diamantes panameña serán clientes internacionales que hoy día no viajan a Panamá si no que acuden a bolsas ubicadas en Estados Unidos, Europa o Asia.
El proyecto se divide en dos fases, las cuales contemplan en su primera etapa una inversión inicial de infraestructura por $20 millones, y para la segunda, otra inversión de $118,6 millones
La directora de zonas francas del Ministerio de Comercio e Industrias, Ruby de González, destacó que se trata de una importante inversión que generará más de 3.000 empleos directos y unos 10.000 indirectos.
“Será muy innovador y convertirá a Panamá en la primera bolsa de diamantes de América Latina, donde se espera recibir importantes inversionistas de Estados Unidos, Europa y de toda la región”, dijo.
En el continente sólo operan dos bolsas de diamantes en Estados Unidos, Nueva York y los Ángeles, y más de 5.000 joyerías de este tipo que se mueven en la región.
El superintendente del Mercado de Valores, Alejandro Abood, detalló que una bolsa de diamantes significa una bolsa de mercaderías, lo que comúnmente se conoce como “commodities exchange”, tras aclarar que entre las labores de la entidad que representa no está regular este tipo de mercados.
Sin embargo, si dicho negocio entre sus actividades decidiese titularizar los diamantes y vender al público esos valores cuyo bien subyacente son diamantes, tendrían que registrar dichos valores en la Superintendencia del Mercado de Valores, convirtiéndose en emisor registrado, enfatizó Abood.
El año pasado, Panamá adquirió la certificación Kimberley, que es otro paso para que el país se convierta en una plataforma de comercialización de la piedra.
Actualmente, la empresa Panama Diamond Exchange es la única en el país que vende diamantes procesados.
La empresa se estableció en el país a inicios de 2006 y ocupa la posición 24 en la Federación Mundial de Bolsas de Diamantes (WFDB, en inglés), según datos recopilados por Capital Financiero.

Darsy Santamaría Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Redacción

Capital favorece la libre empresa, la competencia, la apertura comercial y la modernización del Estado, de manera que editorialmente está en contra de los monopolios, las barreras al comercio y todo aquello que distorsione el ambiente económico y afecte el desempeño empresarial y macroeconómico de cada país. Síguenos en Twitter @CapitalPanama

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone