A $120 millones asciende cartera de crédito del Ifarhu

A $120 millones asciende cartera de crédito del Ifarhu

Los dividendos de invertir en la formación del recurso humano se verán a mediano y largo plazo, debido a que requiere un término  mínimo de 15 a 20 años. Nueve años en la educación básica, tres años para alcanzar un bachillerato o un técnico. De cuatro a seis años para obtener una licenciatura y de dos a tres años para alcanzar una maestría.

El crecimiento económico del país, de 8% en promedio en los últimos 10 años y la  llegada de más de 134 sedes regionales de multinacionales, demandan un recurso humano con mayores competencias y con dominio de varios idiomas, entre ellos el inglés.

Con el objetivo de conocer la oferta de financiamiento educativo del Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu) a favor de los jóvenes panameños, Capital Financiero conversó con el director de Crédito Educativo de la institución, Juan Carlos Arjona.

El Ifarhu aprueba créditos a los panameños y a los extranjeros que tenga 10 años comprobados de residir en el país, destinados a cubrir gastos académicos en Panamá y en el extranjero. Durante los últimos cinco años, han aprobado 5.200 créditos y el 30,8% estuvo dirigido  a financiar estudios en el exterior.

Las aprobaciones en 2016 superaron en 200 créditos a los aprobados en 2015 y el monto de los desembolsos aumentó cerca de $3 millones, dijo Arjona.

El director de Crédito Educativo añadió que la cartera de financiamiento del Ifarhu es de $120 millones y la morosidad a noviembre del 2016 se redujo de $21,3 millones donde estaba ubicada en 2014 a $17,5 millones.

El Ifarhu aprueba dos tipos de financiamientos. De amortización inmediata, cuyo monto supera los $30.000 y a estos se les aplica una tasa de interés de 4%. El segundo es al vencimiento, todos aquellos con montos por debajo de los $30.000.

Los créditos al vencimiento comprometen a los estudiantes a iniciar los pagos seis meses después de haberse graduado. En los primeros 11 meses del 2016, el Ifarhu desembolsó $12 millones en créditos nuevos y las ferias educativas donde universidades locales como extranjeras dan a conocer sus ofertas académicas, fueron claves en estas aprobaciones, destacó Arjona.

Para este 2017 se tiene como meta otorgar  nuevos créditos educativos por  la suma de $13 millones y el presupuesto del Crédito Educativo es de $24 millones y la recuperación asciende a $24,5 millones, lo que significa que “somos auto sostenible”, afirmó el director.

Respecto a las carreras a estudiar por los jóvenes que acuden al Ifarhu en búsqueda de financiamientos están: Aviación e idiomas. En el caso de la primera, el costo de estudiar en Panamá demanda invertir hasta $55.000, pero  ir al exterior puede  alcanzar la suma de  $120.000.

En el caso de idiomas, la mayor parte busca aprender inglés, pero también hay interés por estudiar mandarín, francés y japonés, entre otros. Las estadías en el exterior pueden alcanzar hasta seis meses para el inglés y dos años para el mandarín y el japonés.

“Cuando llegamos a la institución el 80% de los estudiantes realizaban estudios en Panamá, pero en la actualidad la relación es: 65% en universidades ubicadas en el país y 35% en el exterior, comentó Arjona.

Política de recuperación

Al ser consultado sobre la morosidad y las acciones para recuperar estos fondos, el director de Crédito Educativo informó que al llegar en el año 2014 tomó la decisión de mantener el sistema de recuperación normal, sin contemplar la moratoria.

Política que se apoya en sistemas más inmediatos de pagos como los ACH y que en 2016 dio resultados positivos, al recuperar en promedio $2 millones por mes. La meta es seguir bajando la morosidad y por ello, el Ifarhu estableció una moratoria en base a rangos del endeudamiento, desde el 15 de noviembre y que vence el 15 de mayo de 2017 (seis meses).

“Hemos establecido un abono máximo de $1.500 y para las deudas de $5.000 a $10.000 les estamos solicitando pagar de 10% a 15%. Además, acordamos con el deudor una nueva letra que le sea cómoda con la meta de mantener una cartera de crédito sana”, sostuvo Arjona.

El mensaje del Ifarhu para los que deben sus préstamos educativos es que se apersonen a la institución y acuerden nuevos términos para honrarlos y así permitir que nuevos jóvenes panameños puedan estudiar una carrera universitaria.   

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Noticias Relacionadas

Comente la noticia